Menú

Warmies

Filtrar resultados

¿Hay algo más agradable que abrazar peluches? Sí, abrazar warmies. Y es que estos innovadores peluches térmicos lo tienen todo. Su aspecto no puede ser más adorable y además proporcionan calorcito o frío cuando más lo necesitas. No se puede pedir más.

Elige tu preferido y déjate enamorar por los warmies. Son ideales para calentar la cuna, la cama o el cochecito de tu peque, le ayudarán a conciliar el sueño, le proporcionarán seguridad y consuelo y te ayudarán a refrescarlo en momentos de mucho calor o en caso de fiebre o contusión. Además, puedes comprar warmies para adultos en forma de banda lumbar, abdominal o para el cuello.

Comprar warmies online

Solo tienes que meter tu peluche térmico o banda en el microondas o el horno durante 90 segundos y estará listo para proporcionar calorcito de forma segura y prolongada. Si prefieres que refresque, mételo en el congelador dentro de una bolsa.

Todos ellos están elaborados con materiales naturales. En su interior llevan granos, semillas y lavanda, que desprende un agradable aroma al calentarlos.

Que levante la mano quien no se lo haya pensado nunca dos veces antes de meterse en una cama con las sábanas heladas como témpanos en pleno invierno. Solo de imaginar la desagradable sensación de frío ya te entran ganas de tiritar.

Para evitar este momento, desde hace siglos venimos usando distintos tipos de calentadores de camas, desde los antiguos de metal con carbón caliente dentro, hasta las bolsas de agua o calentadores eléctricos.

Los warmies van un paso más allá, ya que consiguen liberar un calor seguro, controlado y prolongado que te acompaña mientras te duermes. Un auténtico placer en los días de crudo invierno.

Estos calentadores naturales o sacos térmicos de semillas elaborados con cereales como el mijo, están disponibles en forma de bandas lumbares, cervicales y collarines, pero los que realmente se han hecho famosos son los adorables peluches térmicos.

Los peluches térmicos más adorables

¿Qué son los warmies? Se trata de peluches que por fuera parecen convencionales. Existen infinidad de modelos, todos ellos blanditos, suaves, tiernos y simpáticos. Pero los warmies guardan un secreto. Están elaborados con materiales diseñados para soportar tanto altas como bajas temperaturas y en su interior están rellenos con granos deshidratados, capaces de acumular tanto el calor como el frío y liberarlo de forma progresiva, prolongada y segura.

Estos peluches se convertirán sin duda en el mejor amigo de tu peque independientemente de sus múltiples usos prácticos.

Los warmies son el compañero perfecto para irse a dormir. Caliéntalos durante 90 segundos en el microondas o en el horno y colócalos en la cama, la cuna o el cochecito de tu peque para que vayan calentándolos poco a poco. Cuando tu peque llegue a la cama, se encontrará con que está calentita y además podrá abrazar a su peluche favorito y aprovechar de forma directa su calor y su agradable olor a hierbas aromáticas.

Una sensación de lo más agradable que le ayudará a conciliar el sueño y le proporcionará sensación de seguridad y consuelo no solo por la noche, sino en cualquier momento del día.

¿Por qué no calentar tu warmie un minuto antes de salir de casa en un día desapacible? Llevarlo contigo bien abrazadito es una de las mejores formas de conservar el calor corporal ante temperaturas extremas.

Además, comprar warmies es todo un chollo porque no solo se pueden calentar. También puedes colocarlos en el congelador para que proporcionen frío. Basta con meterlos previamente en una bolsa de plástico para que no se estropeen ni ensucien. Bien fresquitos, son perfectos para ayudar a tu peque a soportar mejor las altas temperaturas y para sobrellevar mejor la fiebre. También son estupendos para aliviar el dolor y la hinchazón que provocan las contusiones.

Comprar warmies: bandas y sacos térmicos seguros y naturales

Pero no solo puedes comprar warmies en forma de peluche. También los tienes disponibles como bandas térmicas o sacos de semillas para el microondas o el congelador. Incluso existen warmies específicos en forma de calientapiés.

Comprar warmies es una inversión que amortizarás seguro, ya que tienen infinidad de utilidades.

El calor controlado y de liberación prolongada que proporcionan es ideal para aliviar dolores lumbares, cervicales y de cuello, además de algunos dolores articulares.

Por supuesto, también puedes utilizarlos para calentar la cama antes de acostarte y dormir abrazado a estas bandas térmicas es todo un placer en pleno invierno.

Además, también puedes congelarlos y utilizarlos para aliviar el dolor y la inflamación que provocan las contusiones y para aliviar el calor y la fiebre.

Los warmies son sacos térmicos totalmente fiables y seguros. Sigue las instrucciones de uso y nunca tendrás que lamentar daños como quemaduras. Además, son tremendamente resistentes.

Lo mejor es que están elaborados con materiales naturales como el mijo. Este grano se somete a un proceso especial de deshidratación para que quede completamente seco. Esto lo hace resistente a las temperaturas extremas y le permite acumular tanto el calor como el frío, para luego ir liberándolos de forma progresiva y prolongada.

Compra tus warmies y olvídate de pasar frío o calor en casa o en la calle. Ten tus warmies a mano para recurrir a ellos cuando necesites aliviar el dolor o la inflamación. Regala a tu peque un warmie y tendrá un mejor amigo con infinitas utilidades.

No necesitas más que calentar o enfriar tus warmies durante unos minutos y empezar a disfrutar de todos sus beneficios al instante.