Menú

Cremas nutritivas y regeneradoras

Filtrar resultados

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Un rostro terso y saludable es un rostro bien hidratado y nutrido. Mientras que las cremas hidratantes aportan a tu piel los líquidos esenciales, las cremas nutritivas y regeneradoras le garantizan todos todos los nutrientes que necesita para mantenerse joven y sana, por eso es recomendable incluir ambos tipos de cosméticos en tu rutina diaria de cuidados faciales.

Si quieres comprar cremas faciales nutritivas naturales, en Distribuciones Ballester tienes un amplísimo catálogo donde elegir la que más se adapte a tu piel y tus necesidades concretas. Nuestras cremas nutritivas y regeneradoras están elaboradas a partir de sustancias naturales, extractos de plantas con propiedades beneficiosas para tu piel. 100% libres de sustancias químicas potencialmente tóxicas como parabenos o siliconas.

No te conformes con hidratar tu rostro, nútrelo en profundidad con las cremas nutritivas y regeneradoras naturales más efectivas y respetuosas con tu piel.

Cremas regeneradoras

A partir de los 30-35 años la piel, sobre todo la del rostro, empieza a envejecer y a notar los efectos de la exposición constante a agresiones externas y cambios internos. Es el momento de dar un paso más allá de las cremas faciales hidratantes y empezar a aplicarte diariamente una crema facial nutritiva y regeneradora.

No esperes a que aparezcan las primeras arrugas u otros signos de envejecimiento. Lo mejor es prevenirlos utilizando una buena crema para la cara nutritiva y regeneradora que aporte a tu piel todo lo que necesita para mantenerse joven, tersa y radiante.

Apuesta por las cremas faciales nutritivas que puedes comprar en Distribuciones Ballester. Así podrás beneficiarte de todas sus propiedades y nutrir tu piel de forma natural, sin recurrir a sustancias químicas. Aprovecha las propiedades beneficiosas de las plantas para darle a tu piel exactamente lo que necesita.

Aquí encontrarás cremas regeneradoras faciales específicas para mimar tu piel de forma específica, teniendo en cuenta sus características, su estado, los problemas concretos a los que se enfrenta en un determinado momento o los más comunes derivados de la edad.

Cuándo empezar a usar cremas nutritivas para la cara

Nunca es demasiado pronto para empezar a cuidar tu rostro con cremas hidratantes. Los expertos recomiendan que nos acostumbremos a llevar una rutina de hidratación corporal desde que somos niños. En el caso del rostro, la adolescencia es un buen momento para empezar a aplicar cremas hidratantes específicas para los problemas más comunes en esa etapa, como el exceso de sebo que provoca la aparición del acné juvenil.

En torno a los 25 años podemos empezar a incorporar a la rutina diaria alguna crema facial nutritiva ligera. A estas edades la piel todavía está, por lo general, tersa y no han aparecido signos de envejecimiento, por eso es el momento perfecto de actuar desde la prevención. Ten en cuenta que mantener la piel bien hidratada y nutrida es la mejor forma de evitar que se deteriore.

A partir de los 30 años comienza habitualmente el proceso de envejecimiento de la piel y la primera en mostrar estos signos es la piel del rostro, ya que es la más expuesta. Es el momento de empezar a usar cremas faciales regeneradoras y antiarrugas que aporten a la piel los nutrientes esenciales que necesita para mantener el ritmo de regeneración celular adecuado y conservar la tersura. Además, hay que vigilar y mantener a raya la aparición de manchas y otros signos de envejecimiento.

Cómo aplicar la crema facial nutritiva

Generalmente, las cremas nutritivas y regeneradoras para la cara se aplican por la noche, antes de irte a dormir, después de una buena limpieza facial.

Lo habitual es aplicar por las mañanas una crema hidratante facial, que nos aportará los líquidos que necesitamos para preparar a nuestra piel para afrontar el día.

Por la noche es el momento perfecto para nutrir la piel del rostro en profundidad y aportarle los lípidos y otros nutrientes que necesita para mantener su elasticidad, tersura, grosor y aspecto joven. ¿Por qué? Porque durante la noche es cuando se produce el proceso de regeneración celular y las cremas nutritivas contribuyen con este proceso.

La rutina nocturna de cuidados faciales debería ser la siguiente:

  • Desmaquillar el rostro con algún producto desmaquillante respetuoso con la piel.
  • Limpiar la cara en profundidad con agua y algún jabón, leche o tónico limpiador específicos.
  • Una o dos veces por semana, aplicar alguna crema exfoliante para ayudar a la piel a regenerarse y eliminar impurezas.
  • Una vez a la semana, aplicar una mascarilla.
  • Aplicar la crema nutritiva y regeneradora para el rostro y una específica en el contorno de ojos.

Por qué comprar cremas nutritivas y regeneradoras naturales

Si quieres cuidar la piel de tu rostro de forma eficaz, segura y respetuosa con el medio ambiente la mejor opción es comprar cremas nutritivas y regeneradoras naturales.

Entre las ventajas de las cremas faciales nutritivas naturales destaca el control que en todo momento tienes de los ingredientes con los que están elaboradas. Son ingredientes naturales, como extractos de plantas ultraconcentrados, que puedes tanto reconocer como investigar por tu cuenta para comprobar su eficacia y lo seguro que resulta aplicarlos diariamente sobre tu piel.

Lamentablemente no podemos decir lo mismo de las cremas elaboradas a partir de compuestos químicos indescifrables y de los que resulta realmente complicado conocer su procedencia y, lo que es más importante, los efectos que puede tener su uso frecuente a largo plazo.

En Distribuciones Ballester puedes comprar cremas nutritivas y regeneradoras elaboradas a partir de extractos de plantas con reconocidas propiedades beneficiosas para tu piel y para tu salud. Completamente libres de químicos potencialmente tóxicos. Tan eficaces como seguras y respetuosas con tu piel y con el medio ambiente.