Menú

Caramelos

Filtrar resultados

Mostrando todos los resultados 9

Los caramelos de eucalipto, menta o miel no solo están deliciosos, sino que tienen propiedades que nos ayudan a refrescar, suavizar y calmar la garganta. En Distribuciones Ballester puedes comprar caramelos totalmente naturales, elaborados con extractos e ingredientes que se usan desde hace siglos para aliviar las molestias provocadas por catarros, afonía o infecciones por virus o bacterias en la garganta y en las vías respiratorias.

Los caramelos para la tos de menta, miel o eucalipto están 100% libres de azúcares, por lo que puedes tomarlos en la cantidad que desees, sin miedo a las caries. Lleva siempre un puñado en el coche, en el bolso o en la mochila y tenlos a mano cuando los necesites o cuando te apetezcan. Están tan buenos que cualquier momento es bueno para saborearlos.

Comprar caramelos online

El dolor de garganta, la irritación y la tos pueden llegar a ser muy molestos. Chupar caramelos ayuda a rebajar estos síntomas y más aún si estos caramelos están elaborados con ingredientes con propiedades calmantes reconocidas, como el eucalipto, la menta o la miel.

En cuanto llega la época de frío, nuestra garganta se ve sometida a muchos retos y ataques. Los virus y las bacterias proliferan y es habitual que acabemos sufriendo alguna infección de las vías respiratorias. Aunque estas infecciones suelen ser leves y apenas duran unos días, siempre vienen acompañadas de síntomas de lo más molestos. La garganta se irrita y se reseca y aparecen la tos y el dolor.

Por qué son buenos los caramelos para la garganta

La saliva es un lubricante natural con propiedades antisépticas, que nos ayuda a mantener la garganta hidratada y a luchar contra la irritación y la tos. El problema es que muchas veces, las infecciones hacen que tengamos la boca más seca de lo normal y que nos cueste generar la saliva necesaria para conseguir lubricar la garganta.

Chupar caramelos ayuda a nuestra boca a generar más saliva y conseguir el objetivo de mantener la garganta hidratada para calmar la irritación y la tos que ésta provoca.

Si, además, estos caramelos para la tos están elaborados con ingredientes calmantes, el efecto es aún mayor.

Es importante elegir siempre caramelos naturales que estén libres de azúcar, porque de lo contrario para ayudar a nuestra garganta estaremos perjudicando a nuestros dientes y a la salud en general.

Entre los ingredientes más efectivos para calmar la irritación de garganta y la tos, se encuentran el eucalipto, la menta y la miel.

Propiedades de los caramelos de eucalipto

El eucalipto es una planta con innumerables propiedades. Destaca su poder antiséptico, anestésico, antiinflamatorio y antibacteriano. Además, el mentol que contienen sus hojas tiene propiedades refrescantes y balsámicas. Es decir, ayuda a mejorar la respiración en casos de obstrucción por mucosidad, ya que fluidifica las secreciones.

Los caramelos de eucalipto contienen aceites esenciales de esta planta, que refrescan de forma natural la garganta proporcionando un alivio sintomático del dolor y de la irritación. Además, favorecen la secreción de saliva para mantener la zona lubricada.

Otra de las ventajas de los caramelos de eucalipto es que ayudan a mantener un aliento fresco y agradable. Por eso es recomendable usarlos con frecuencia, aunque no tengamos ninguna afección de garganta. Están riquísimos.

En Distribuciones Ballester puedes comprar caramelos de eucalipto para la tos elaborados al 100% con ingredientes naturales altamente concentrados y sin azúcares.

Beneficios de los caramelos de menta

La menta es una planta con propiedades medicinales y aromáticas cuyo uso está tremendamente extendido en todo el mundo. Desde hace siglos, la menta se utiliza como remedio natural para tratar problemas digestivos, de las vías respiratorias y de la piel, entre otros.

La menta tiene propiedades analgésicas gracias a su poder refrescante, que calma de forma natural las zonas irritadas. En el caso de los caramelos de menta, su poder refrescante alivia los síntomas irritativos e inflamatorios que provocan distintos tipos de afecciones e infecciones.

Comprar caramelos de menta es uno de los mejores remedios naturales contra la tos seca y también ayudan a abrir y despejar las vías respiratorias cuando están obstruidas por los mocos.

Además, proporcionan un agradable y fresco aliento y su sabor es delicioso y estimulante.

En Distribuciones Ballester puedes comprar caramelos para la tos de menta totalmente naturales y sin azúcar.

Cómo ayudan los caramelos de miel

Las propiedades que tiene la miel son conocidas desde hace siglos. La miel de abeja es un antibiótico natural, germicida, bactericida y expectorante, entre otros beneficios.

Cuando se trata de aliviar el dolor o la tos, la miel es una gran aliada porque actúa como demulcente, es decir, como protector de la mucosa que evita que se reseque y e irrite.

Los caramelos de miel no solo están riquísimos, sino que son un remedio muy eficaz para acabar con la tos y el dolor de garganta. Además, también colaboran con la expectoración, es decir, la eliminación del exceso de mucosidad.

Eso sí, asegúrate siempre de comprar caramelos de miel que sean 100% naturales, como los que puedes encontrar en Distribuciones Ballester. Vigila que no tengan otros aditivos ni, por supuesto, azúcar. Los caramelos de miel son dulces de manera natural, sin necesidad de añadidos de ningún tipo.

Disfruta de los mejores caramelos para la tos

Tener siempre a mano un puñado de caramelos de miel, eucalipto o menta es siempre una buena idea. No recurras a ellos solo cuanto tengas tos o dolor de garganta, aprovéchate de su sabor delicioso y de sus propiedades suavizantes y refrescantes en cualquier momento.

Ten en cuenta que los caramelos que puedes comprar en Distribuciones Ballester son totalmente naturales, sin aditivos y sin azúcares, por lo que puedes darte el capricho de comerlos siempre que te apetezcan, sin temores ni remordimientos.

En caso de que compres estos caramelos para calmar la tos o el dolor de garganta, asegúrate de tomarlos adecuadamente. Chúpalos y deshazlos poco a poco, sin morderlos, para que los caramelos para la tos vayan liberando poco a poco todas sus propiedades calmantes, suavizantes y refrescantes.