Menú

Raíces

Filtrar resultados

Mostrando todos los resultados 9

Las raíces no solo fijan a las plantas en el terreno, sino que además cumplen la misión fundamental de absorber y canalizar todos los nutrientes que necesitan para vivir. Unos nutrientes que muchas raíces, sobre todo las de mayor tamaño, conservan cuando las arrancamos del suelo. Por eso son alimentos con multitud de beneficios para la salud.

Seguro que en tu cocina tienes al menos dos o tres tipos de raíces que utilizas casi a diario, como las zanahorias, el nabo o la remolacha. Pero ¿sabías que existen cientos de raíces comestibles? Algunas están consideradas superalimentos por sus nutrientes y sus propiedades. Y muchas se utilizan incluso con fines medicinales.

En Distribuciones Ballester puedes comprar raíces muy conocidas como el jengibre o el loto, y otras menos conocidas en la cocina occidental, pero con un sabor y unas propiedades sorprendentes, como el daikon (nabo japonés) o el kuzu. Pruébalas y aprovecha todos sus beneficios.

Comprar raíces online

El mundo vegetal es fascinante y está lleno de oportunidades desde el punto de vista gastronómico. Existen infinidad de plantas comestibles. En algunos casos, aprovechamos sus hojas, en otros, sus tallos y otras veces lo mejor está en la raíz.

Las raíces comestibles son alimentos muy interesantes por los nutrientes que aportan. Además, existen infinidad de variedades con tamaños, texturas y sabores bien distintos entre las que elegir. Se pueden consumir crudas, cocinadas de diferentes maneras o en preparaciones especiales (por ejemplo, en polvo).

Aunque cada raíz tiene unas propiedades y unas características distintas, en general podemos decir que la mayoría de ellas son ricas en minerales y vitaminas. Además, muchas contienen fibra que nos ayuda a hacer la digestión y facilita el tránsito intestinal.

La zanahoria, los nabos, los rábanos o la remolacha son algunas de las raíces comestibles más consumidas en la cocina occidental, pero hay otras muchas que no puedes perderte si quieres incorporar a tu dieta alimentos deliciosos, sanos y repletos de propiedades.

El jengibre

El jengibre es uno de los alimentos fundamentales en la cocina de muchos países asiáticos, como China o Japón, pero recientemente se ha incorporado con fuerza a la dieta mediterránea. Muchos consideran a esta raíz de sabor fuerte y peculiar un superalimento, por las propiedades que tiene. Entre ellas:

  • Es un antiinflamatorio natural. Tomar jengibre es un excelente remedio natural para dolores musculares, articulares o para la menstruación, entre otros.
  • Combate el mareo y las náuseas.
  • Facilita la digestión: Combate problemas como los cólicos o la diarrea, entre otras afecciones gástricas.
  • Tiene propiedades antibióticas y antifúngicas.
  • Ayuda a curar las afecciones de garganta.
  • Contribuye a reducir el azúcar en sangre y previene enfermedades cardiovasculares.
  • Previene la aparición de enfermedades como el colesterol, algunos tipos de cáncer y el Alzheimer.

¿Necesitas más motivos para incorporar el jengibre a tu dieta diaria? Lo mejor es que puedes consumirlo de mil maneras distintas. En infusión, cocido, en polvo o rallado, tú eliges cómo tomar jengibre y de qué manera introducirlo en tus platos para aprovechar todos sus beneficios.

La raíz de loto

El loto es una planta cuyas propiedades medicinales se conocen y aprovechan desde hace siglos en muchas culturas asiáticas. También está ampliamente incorporado en diversas gastronomías como la china o la japonesa, que aprovechan todas las partes de esta fascinante planta acuática, desde las flores a la raíz, pasando por las hojas y el tallo.

En el caso de la raíz de loto, se suele consumir cocida o en infusión. Puedes comprarla fresca o desecada, la única diferencia es que en el segundo caso deberás hidratarla antes de cocerla y consumirla.

Contiene fibra, proteínas, minerales, vitaminas y potentes antioxidantes.

Entre las propiedades de la raíz de loto destacan:

  • Es un gran aliado del sistema respiratorio: Actúa como mucolítico, expectorante y descongestivo. Alivia la tos y reduce la inflamación y el dolor en procesos catarrales, gripes o patologías pulmonares.
  • Tiene propiedades antialérgicas, antibacterianas y estimula el sistema inmunológico para prevenir infecciones.
  • Estimula el sistema cardiovascular, regulando la presión arterial.
  • Proporciona energía y ayuda a combatir el estrés y la ansiedad.

El daikon: nabo japonés

El rábano blanco o nabo japonés daikon es una raíz de apariencia muy similar a la de la zanahoria, pero de color blanco. Su sabor es picante, como el de otros tipos de rábanos.

Entre sus beneficios destacan:

  • Es una potente fuente de energía y de fibra, que no aporta ni calorías ni grasas.
  • Tiene propiedades depurativas y antisépticas, gracias a su alto contenido en antioxidantes.
  • Ayuda al sistema respiratorio con una acción descongestionante y expectorante. Su consumo está especialmente recomendado para ayudar a curar catarros, gripes o infecciones pulmonares.
  • Limpia y colabora con el sistema digestivo, el hígado y el riñón. Ayuda a prevenir el colesterol, la diabetes, los cálculos renales y la obesidad, entre otras patologías.

El nabo daikon puede comerse crudo en ensaladas o batidos, y también puede cocinarse, tomarse desecado o en infusión, entre otras posibilidades.

El kuzu

El kuzu es un almidón natural que se obtiene de la raíz de la planta Pueraria Lobata. Se trata de un ingrediente que la medicina tradicional china lleva usando desde hace siglos, por sus propiedades. En la cocina, tiene diferentes aplicaciones. La más común es la de usarla como espesante.

Hay que resaltar los siguientes beneficios del consumo de kuzu:

  • Es eficaz para prevenir y tratar los trastornos digestivos e intestinales. La raíz kuzu ayuda a paliar los problemas de cólicos, acidez o úlceras estomacales. En el intestino, ayuda a reparar la flora y microbiota y mejora el tránsito.
  • Es un gran aliado en resfriados, gripes o trastornos pulmonares, por su efecto descongestionante, antiinflamatorio e incluso antipirético.
  • Protege el corazón y el sistema cardiovascular. Reduce la presión arterial y el colesterol.
  • Se ha demostrado su eficacia contra la ansiedad, el estrés y el insomnio. Además, favorece la actividad cerebral y previene enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

¿Quieres incorporar las mejores raíces a tu dieta? Comprar raíces ecológicas y 100% naturales en distintos formatos es fácil y barato en Distribuciones Ballester.