Menú

Cosmética de tratamiento

Filtrar resultados

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Dale a la piel de tu rostro lo que necesita con nuestros productos de cosmética facial de tratamiento completamente naturales. Tratamientos de cosmética facial para prevenir y tratar problemas concretos como el exceso de grasa, el acné, la sequedad, las arrugas o las manchas, entre otros.

No hay dos rostros iguales y existen multitud de tipos de piel. Es importante conocer cómo es la piel de tu rostro para darle exactamente el producto de tratamiento facial que requiere para mantenerse joven, sana y radiante. En Distribuciones Ballester puedes comprar productos de tratamiento facial específicos para pieles jóvenes o maduras, pieles secas o grasas y pieles sensibles, entre otros. Todos los tratamientos de cosmética facial que encontrarás aquí están libres de parabenos, siliconas y otras sustancias químicas potencialmente tóxicas. Aprovechan las propiedades hidratantes, nutritivas, regenerativas y curativas de las plantas para cuidar y proteger tu rostro como se merece y de forma segura.

Cosmética de tratamiento

La piel del rostro es muy sensible y además está expuesta a todo tipo de agresiones externas. Si no la cuidas adecuadamente enseguida empezará a mostrar síntomas de deterioro y envejecimiento.

Elegir productos de cosmética facial de tratamiento naturales y adecuados y empezar a usarlos de forma preventiva es lo mejor que puedes hacer para retrasar este proceso lo máximo posible y evitar que aparezcan problemas como las manchas, las arrugas, el acné o la sequedad extrema.

Cómo elegir el tratamiento facial más adecuado para ti

A la hora de comprar productos cosméticos de tratamiento facial debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Tu tipo de piel

Conocer bien tu tipo de piel y cuáles son sus necesidades para mantenerse joven y tersa es fundamental.

Has de tener en cuenta tanto el tono de piel, ya que las pieles más claras no necesitan los mismos tratamientos que las oscuras, ya que no suelen enfrentarse al mismo tipo de problemas, ni reaccionan del mismo modo a agresiones externas como el sol, por poner un ejemplo.

Además, debes conocer si tu piel tiene tendencia a estar seca o por el contrario sufre de un exceso de grasa. Existen tratamientos faciales para piel seca, que nutren e hidratan en profundidad la piel del rostro para evitar que pierda firmeza y se arrugue. También puedes comprar tratamientos faciales para piel grasa, que hacen hincapié en el control del exceso de sebo y evitan que aparezcan problemas como el acné.

El problema que quieres solventar

Existen cosméticos faciales de tratamiento preventivos, que aportan a cada tipo de piel lo que necesita para que se mantenga sana y con buen aspecto. Pero también hay tratamientos faciales correctores, que se encargan de erradicar o minimizar distintos tipos de problemas. Lo mejor es aplicarlos en cuanto aparecen los primeros síntomas y ser constantes.

En Distribuciones Ballester puedes comprar tratamientos naturales contra el acné, tratamientos para suavizar las arrugas y las líneas de expresión, tratamientos contra las manchas de la piel o tratamientos que alivian la piel sensible, entre otros.

Tipos de cosméticos de tratamiento facial

Existen multitud de cosméticos de tratamiento facial. Podemos clasificarlos en función del tipo de producto y en función de su utilidad.

Tipos de productos faciales

Los tratamientos faciales más habituales son:

  • Cremas faciales: Existen cremas faciales hidratantes genéricas y cremas específicas para acabar con todo tipo de problemas. También encontrarás cremas para zonas específicas, como el contorno de ojos.
  • Mascarillas faciales: Las mascarillas faciales ofrecen un extra de hidratación y nutrición a tu piel. Además, en función de sus componentes sirven para tratar distintos problemas.
  • Jabones faciales: Mantener la piel limpia y usar para ello jabones naturales, libres de químicos que puedan irritarla, es uno de los mejores tratamientos faciales preventivos que existen.
  • Aguas y sérums faciales: Tras la limpieza facial, las aguas y sérums aportan un extra de vitaminas e hidratación a la piel del rostro.
  • Leches limpiadoras y desmaquillantes: Para mantener el rostro joven y la piel tersa es fundamental una buena rutina desmaquillante.

Tratamientos faciales para cada problema

Entre otros, puedes comprar tratamientos faciales de estos tipos:

  • Tratamientos faciales antiacné: Evitan o corrigen la aparición de acné y puntos negros.
  • Tratamientos faciales contra la sequedad: Si tienes la piel seca, conviene hidratarla en profundidad con productos específicos.
  • Tratamientos faciales contra las arrugas: Prevenir la aparición de arrugas es el objetivo de buena parte d ellos tratamientos faciales. Además, algunos concretos son capaces de corregirlas o atenuarlas.
  • Tratamientos faciales contra las manchas: Las manchas son, junto con las arrugas, uno de los principales síntomas de envejecimiento de la piel. Existen tratamientos capaces de prevenir su aparición y otros que las atenúan o las hacen desaparecer.
  • Tratamientos faciales para pieles sensibles: Las pieles sensibles tienden a presentar rojeces, picazón e incluso eccemas. Tratarlas con los productos adecuados es fundamental para evitarlo. Si tu piel es sensible, es aún más importante que apuestes por tratamientos naturales, libres de químicos.

Por qué comprar productos de tratamiento facial naturales

Si buscas cosmética facial de tratamiento que cuide la piel de tu rostro y le aporte lo que necesita, sin necesidad de exponerla a químicos potencialmente tóxicos, es hora de que pruebes los tratamientos faciales naturales.

Estos tratamientos para la cara están elaborados a base de extractos de plantas con propiedades hidratantes, nutritivas y curativas, que ayudan a tu piel a mantenerse joven y sana de forma natural, desde dentro.

Una de las principales ventajas de comprar cosméticos faciales naturales es que puedes utilizarlos de forma frecuente y sobre todo tipo de pieles sin temor a que puedan provocar reacciones alérgicas o resultar tóxicos por acumulación.

Además, apostar por tratamientos para la cara naturales es mucho más respetuoso con el medio ambiente.