Menú

Algas marinas

Filtrar resultados

Mostrando todos los resultados 8

Las algas marinas han dejado de ser algo exótico para convertirse en un ingrediente más de nuestra cocina. Sus propiedades nutricionales y su bajo contenido calórico las convierten en superalimentos muy interesantes. Además, cada tipo de alga marina tiene un sabor delicioso y único. Incorpóralas a todo tipo de platos y aprovecha ya todos sus beneficios.

En Distribuciones Ballester puedes comprar algas marinas japonesas, como las algas hijiki, kombu o nori, y también algas de procedencia europea, como el agar agar o el espagueti de mar.

Algas marinas online

Las algas marinas han llegado a la dieta mediterránea para quedarse. Su sabor único, que combina el toque vegetal con el punto marino y sus múltiples beneficios para la salud las convierten en un alimento que debes tener en cuenta. Incorporarlo a tu dieta es más fácil de lo que crees. Existen infinidad de variedades de algas, con sabores y texturas muy específicos y que combinan con todo tipo de elaboraciones y alimentos.

Todos sabemos que las algas marinas son la base de multitud de platos de la cocina tradicional de países como Japón o China. Los amantes de la cocina oriental están acostumbrados a comerlas en platos como el sushi o de la sopa miso.

Pero las algas combinan también a la perfección con la cocina española, en la que puedes incorporarla a platos como ensaladas, como guarnición de carnes o pescados, en sopas, con arroz o pasta o en guisos de verdura o legumbres. Prácticamente no hay un plato al que no puedas dar un toque especial incorporándole algas marinas.

Propiedades de las algas marinas

Las algas marinas no solo son deliciosas. Además, están consideradas un superalimento, por la cantidad de nutrientes esenciales que aportan, en dosis muy concentradas:

  • Las algas marinas tienen altas concentraciones de minerales esenciales, como el yodo, el calcio, el magnesio y el hierro. En general, todas las algas destacan por su elevado aporte de yodo, un mineral que es fundamental para mantener un funcionamiento adecuado de la glándula tiroides y que se encuentra sobre todo en alimentos de origen marino. También son ricas en hierro. Un hierro de fácil absorción porque la mayoría de las algas contienen también vitamina C, que facilita esta asimilación. Además, cada tipo de alga es diferente y aporta minerales distintos. Por eso es recomendable probarlas todas. El espagueti de mar, por ejemplo, es rico en fósforo. El alga japonesa hijiki aporta grandes cantidades de calcio, en niveles muy superiores, en proporción, a los que aporta la leche.
  • Las algas marinas son ricas en vitaminas. Poseen altas concentraciones de vitaminas A, B1, B2, C y E. Al igual que ocurre con los minerales, en cada tipo de alga se encuentran vitaminas diferentes. Por ejemplo, el alga nori es rica en vitamina A, la espirulina aporta vitamina B y el wakame destaca por su concentración de vitaminas C y E.
  • Aportan fibra, que ayuda a facilitar la digestión de los alimentos y apenas tienen contenido calórico. Por eso su consumo está especialmente recomendado en dietas de adelgazamiento.

Estos nutrientes concentrados hacen que las algas marinas sean superalimentos. Estos son algunos beneficios para la salud de las algas marinas:

  • Tienen propiedades antiinflamatorias.
  • Ayudan a controlar el colesterol malo.
  • Mantienen en buen estado los huesos y músculos.
  • Son grandes aliadas del sistema circulatorio y el cardiovascular.
  • Facilitan la digestión y el tránsito intestinal.
  • Ayudan a reforzar las defensas y el sistema inmunitario.
  • Sacian sin aportar calorías.
  • Son diuréticas y ayudan a depurar el organismo de sustancias tóxicas.

Tipos de algas: comprar algas japonesas y europeas

Puede que todavía no hayas incorporado las algas a tu dieta habitual, pero si te gusta la cocina oriental es imposible que nunca las hayas probado. Las algas como el wakame, el hijiku, el nori, el kombu o el agar agar forman parte de platos deliciosos, como el sushi o las sopas miso, entre otros.

Cada vez es más frecuente, también, el uso en Europa de otras algas como el espagueti de mar, el agar agar o la espirulina.

Las algas se obtienen de mares y océanos de todo el mundo, incluidos los europeos. En Distribuciones Ballester encontrarás algas de procedencia europea, obtenidas en su mayor parte en aguas del norte de Europa, como las de Irlanda. Un país en el que también existe una larga tradición de consumo de algas. También podrás comprar algas japonesas.

Algunas de las algas más usadas en Japón y en todo el mundo son:

  • El wakame: Es una de las algas más consumidas. Esta alga verde de sabor dulce es el ingrediente principal de la sopa miso, y también se utiliza ampliamente como guarnición en platos de arroz. Destaca por sus propiedades depurativas y antioxidantes.
  • El alga nori: También es ampliamente conocida, ya que se usa en la elaboración de varios tipos de sushi. También se usa como especia o condimento en polvo. Es rica en vitaminas A, B y C y tiene un alto contenido en aminoácidos esenciales y omega 3.
  • El alga kombu: Es muy apreciada en la cocina japonesa, por su sabor y por sus nutrientes esenciales. Se utiliza tanto seca como fresca en caldos o como guarnición, e incluso como snack. Esta alga es rica en minerales y fibra. Destaca su alto contenido en potasio.
  • El hijiki: Es un alga más desconocida, pero muy interesante por su elevada concentración de vitaminas A y B, y minerales como el calcio, el hierro, el yodo y el magnesio. Se suele tomar hervida, como parte de guisos tradicionales y sopas.
  • El espagueti de mar: Es una de las algas de procedencia europea más conocidas. Se puede consumir hervida, cocida o frita y es especialmente rica en calcio.
  • El agar agar: No es en realidad un alga, sino que se elabora a partir del extracto de varias de ellas. Es muy rica en fibra.
  • La espirulina: Esta alga llama la atención por su color verde azulado. Tiene elevadas concentraciones de vitaminas A, B, C y D y también aporta minerales como el yodo, hierro, fósforo y magnesio. Además, es rica en omega 3. Todo un superalimento que se suele consumir en polvo, como condimento.