Menú

Higiene bucal

Filtrar resultados

Mostrando todos los resultados 9

La higiene bucal adecuada es fundamental para mantener una boca sana. Más allá de la estética, tener las encías y los dientes sanos es una cuestión de salud.

Para mantener una adecuada higiene bucodental, es necesario cepillarse los dientes con frecuencia, usar colutorios y seda dental y visitar con frecuencia al dentista.

En Distribuciones Ballester encontrarás productos naturales de higiene dental, elaborados a partir de plantas con propiedades limpiadoras, purificantes, refrescantes y antibacterianas.

Higiene bucal

La importancia de la higiene dental

Una boca limpia y cuidada es una boca sana. La higiene bucal es fundamental para mantener una adecuada salud dental y evitar la aparición de enfermedades como las caries, que pueden conllevar complicaciones importantes.

Para muchos, la higiene bucal es sobre todo una cuestión de estética. Es cierto que una boca descuidada dice mucho de ti, y nada bueno. Porque la boca es una de las partes de tu cuerpo que refleja de manera más evidente si la cuidas adecuadamente, o no. La falta de salud en otras partes del cuerpo puede ocultarse, pero no ocurre así con la salud dental.

Cuando no cuidas tu boca y aparecen enfermedades como las caries o la inflamación de las encías, los síntomas son más que evidentes para todo el que te mira. Los dientes se ponen amarillos o negros y se rompen o se caen, las encías sangran y aparece el mal aliento constante.

Todas estas señales indican claramente una falta de higiene dental, que ha derivado en una mala salud bucal.

Pero lo importante, en realidad, no es la estética, sino lo que hay detrás. Cerca del 95% de los adultos españoles padecen al menos una caries y muchos no le dan la importancia que se merece a esta enfermedad.

Las caries son orificios en los dientes o muelas causados por el ácido que desprenden las bacterias acumuladas sobre los mismos. Si no se tratan a tiempo, estas caries se vuelven cada vez más grandes, hasta poner en peligro la integridad de la pieza dental. Las caries conllevan, además, problemas vinculados como el mal aliento, causado por las bacterias. Y pueden derivar en infecciones bucales que pueden extenderse a otras partes del cuerpo. Así que es mejor no tomárselas a broma.

La gingivitis o infamación de las encías es otra enfermedad muy común que puede derivarse de la falta de higiene bucal. Unas encías enfermas pierden capacidad de sujeción de las piezas dentales y esto puede llegar a provocar que las piezas se muevan y acaben cayéndose de forma definitiva.

Los malos hábitos alimenticios y los hábitos nocivos, como el tabaco, suponen un riesgo añadido de aparición de enfermedades bucales, por lo que en estos casos es más necesario que nunca mantener una buena higiene dental para compensar.

Pasos para mantener una buena higiene bucodental

Es importante inculcar en los niños los hábitos de higiene bucal y cuanto antes, mejor. Una buena higiene dental debe contar con los siguientes pasos:

Lávate los dientes 2 o 3 veces al día

Cepillarse los dientes es la base de la higiene dental. Lo ideal es hacerlo después de cada comida. Si esto no es posible, debes lavarte los dientes al menos dos veces cada día, una por la mañana y otra por la noche, antes de acostarte.

Los niños pequeños deben aprender cuanto antes a cepillarse los dientes y debemos enseñarles a hacerlo adecuadamente. Para ello, hay que usar un buen cepillo, lo más natural y suave posible, y cambiarlo cada tres meses, para evitar que acumule bacterias. El cepillo debe tener una forma y un tamaño de cerdas adecuado a cada boca. Por eso existen cepillos para distintas edades y necesidades.

Un buen truco es colocar un reloj que indique el tiempo mínimo que debemos dedicar a cepillarnos los dientes cada vez, que debe ser al menos de dos minutos.

Ten en cuenta que la lengua también debe cepillarse, ya que de lo contrario podrían quedar en ella bacterias.

Utiliza seda dental todos los días

Además del cepillado de los dientes, es necesario que te asegures de que las bacterias no se han quedado alojadas entre los dientes y las encías, en rincones de difícil acceso para los cepillos. Por eso es muy recomendable usar seda dental para sacar con ella toda la posible comida o restos que se hayan podido quedar atascados entre los dientes. Lo ideal es usarla siempre después de cada comida.

Usa colutorios o elixires bucales

El objetivo de una buena higiene bucodental es asegurarse de que no quede absolutamente ninguna bacteria en toda la cavidad bucal. Para ello, además del cepillado y la seda, es recomendable usar diariamente algún colutorio o elixir para enjuagarse la boca.

Estos colutorios contienen sustancias que limpian en profundidad toda la boca, no solo la zona de los dientes, para evitar que puedan aparecer focos de bacterias.

Son también buenos para evitar la aparición de enfermedades de las encías, como inflamaciones, y para atajarlas lo antes posible cuando surgen.

Acude al dentista con regularidad

Algunas personas creen que al dentista solo hay que acudir cuando hay un problema con la salud dental. Pero lo cierto es que es recomendable pedir cita al menos una vez al año, mejor si son dos, aunque no tengamos, a priori, ninguna enfermedad bucal.

Los dentistas tienen herramientas que les permiten evaluar mejor el estado de nuestras piezas dentales, nuestras encías y nuestra boca en general y descubrir antes que nosotros mismos la presencia de cualquier irregularidad o enfermedad bucal.

Además, su labor no es solo curar las enfermedades, sino ayudarnos a prevenirlas, con limpiezas bucales en profundidad y ofreciéndonos los mejores consejos en todo momento sobre hábitos de higiene dental.

La primera visita al dentista no debería ocurrir más tarde de los 3 años.

Mantén la salud dental con productos naturales

Los dentífricos y colutorios convencionales que puedes obtener en las grandes superficies contienen ingredientes que, en cantidades elevadas, pueden resultar nocivos para la salud, como el flúor o los sulfatos. Existen alternativas en el mercado de productos naturales de higiene dental, elaborados a base de plantas con reconocidas propiedades limpiadoras, desinfectantes, refrescantes y antiinflamatorias.

Cuidar tu salud con productos naturales es siempre una buena opción, ya que así evitas exponerte a sustancias químicas potencialmente tóxicas. En el caso de la salud bucal, esta recomendación tiene aún más sentido, ya que a la hora de lavarte los dientes es bastante probable que acabes tragando parte de la pasta dentífrica o el colutorio que utilizas varias veces al día. Esto supone que acabas ingiriendo, poco a poco, día a día, sustancias que podrían ser dañinas si se acumulan en tu cuerpo.

En Distribuciones Ballester puedes comprar productos de higiene bucal naturales, elaborados con extractos de plantas y elementos obtenidos de la naturaleza, como la mirra o el hinojo. Tienen una textura, un sabor y un olor mucho más agradable que los elaborados con sustancias químicas.

Encontrarás pastas de dientes, colutorios y elixires eficaces, fáciles de usar, mucho más seguros para tu salud y respetuosos con el medio ambiente.

Compra productos de higiene bucodental natural e incorpóralos a tu rutina de higiene bucal diaria, para mantener una boca limpia, sana y en perfecto estado.